Esperanza Urbana

IMG_3185

El urbanismo y la planificación urbana van más allá de una ciencia y una forma lógica de ver la movilidad, la humanidad y la construcción de espacios. El buen urbanismo toma esfuerzo por parte de todos los seres humanos.

Como ciudadanos, debemos exigir un mejor urbanismo, una mejor planificación, una mejor ciudad y entender realmente lo que hace que sea “mejor”.

Este blog tiene como intención revivir la esperanza en Panamá y explorar cómo realmente podemos mejorar nuestra ciudad. Nuestro enfoque principal será compartir las ideas que pueden solucionar los problemas que vivimos día a día, ideas para innovar y hacer que el mundo entero sea realmente un mejor espacio humano.

Uno de mis típicos comentarios es “todo por culpa de un mal-urbanismo!”

 ¿Es cierto esto? ¿En verdad, será que todos nuestros problemas citadinos son a causa de un urbanismo mal-pensado? o simplemente no-planificado.

¿Has oído de “road rage”? ¿Has alguna vez visto un accidente donde la persona que choca un auto contra otro, sale de su auto con rabia en la cara, listo para decir una grosería o barrabasada? Hasta entonces darse cuenta que la persona con quien se chocó es la tía de Lucía, esa amiga de la infancia que te tiró a la piscina con tu vestido blanco favorito puesto en el cumpleaños de tu primo?

El “road rage” es la rabia de la carretera, literalmente. Y su causa principal, es que las calles en nuestra ciudad son un enredo y ¡no hay manera de escapar el tráfico panameño, constante e infernal!

Pero más allá que un tema de calles mal organizadas, la rabia de la carretera es un mal social. Un problema sociológico, digamos.

No siento, no veo, no me importas, porque estoy detrás de un armamento metálico que es mi auto. No me caes bien, eres bruto, manejas como el X! Porque con mis vidrios ahumados, mi apuro (porque obviamente “estoy tarde por el tranque”), pues no se quien eres, ni quiero saberlo, muévete!

El gusto de conocerse, verse, encontrarse con amigos. El tomarse un cafecito en el bar de la esquina con un señor que te echa un buen cuento de cómo era la ciudad en los años 60s, cuando habían grandes árboles de acacias y guayacanes por toda la avenida, y las personas se vestían con ropa adecuada para el clima, se saludaban con una elegante inclinación del sombrero; se conocían. ¿Por qué estas cosas solo parecen existir en pequeños pueblos Europeos? o en películas antiguas? ¿Por qué es que ya no es nuestra realidad?

Hoy en día me parece, afortunadamente, que el urbanismo “está de moda”. No me encanta esa expresión, porque me recuerda a una frase inventada con propósitos políticos que decía que “Panamá estaba de moda”, pero me encanta pensar que estamos modernizandonos, educándonos, y que existe la posibilidad de avanzar realmente. La verdad, me trae esperanza.

Existe un poco más de consciencia hoy en día, de las causas de los problemas que tenemos en la ciudad. Parece que somos un poco más sensatos en cuanto a nuestra responsabilidad a nivel humano, pero quisiera saber si estamos dispuestos a sacrificar un poquito más de nuestra comodidad, ¿para lograr un mejor urbanismo? ¿Una mejor ciudad?